viernes, 11 de diciembre de 2009

El escándalooo del Linares

Por Lola Dirceu
Almorzaba hace un par largo de años en el restaurante Esteban (Cava Baja), cuando por arte del Ribera del Duero nos enredamos a charlar con la mesa de al lado. Tras discusiones de fútbol, sistemas y tácticas y debilidades personales (que si Maradona, que si Di Stefano), me presentaron a una señora educadísima, de verbo justo y modales equilibrados. “Hola, muac, muac, soy Mari Carmen Fernández, la presidenta del Club Deportivo Linares”. La susodicha dama tenía más tablas que Daimiel y menos laca que Teresa Rivero. Entre risas, copas y postres pantagruélicos, charlamos del lento canto del cisne de Catanha, el albatros que metió goles a porrillo en Celta y Málaga. Había recalado en el club jacetano después de un fugaz paso por el Atlético Mineiro. Estuvo un año y pico en el club de la ciudad donde nació Raphael…, y que sabe nadie cómo el club azulino ha acabado haciendo crack. No consiguió engancharse en la liguilla de los que suben a Segunda y todo se desmoronó como un castillo de Heraclio Fournier. Hasta tres veces jugó el play off de ascenso, y lo tuvo a tiro sino se llega a cruzar Las Palmas, y dicen, cierto infortunio.

Pasado el tiempo, me enteré que la tal Mari Carmen, la de la cháchara en el restaurante, era la esposa de un pájaro de cuidado: el empresario Delfín Cañas Cortázar. Y así, google que te google, me topé con una info de 2004: el tal Delfín coqueteaba, vaya usted a saber hasta qué extremos, en una banda, que presuntamente, tiraba de Ariel para normalizar el dinerito que viene de la zarpa y otras cosas que colocan. Fue en el marco de la Operación Kaiser. Había joyas. Había Mercedacos. Había redes mercantiles enmarañadas. Qué casualidad que este tío estaba detrás de movidones de aúpa en otros clubes malditos: Logroñés y San Fernando.

La mujer, la tal Mari Carmen Fernández Alonso, daba, horrorizada, su versión. "Que si destrozados por la noticia, que cómo iban a imaginarse que el dinero se dedicaba a eso, que demostrarán su inocencia...:" bla bla bla. Con la indulgencia que otorga el tiempo, Mari Carmen y Delfín recalaron, cual familia Gil de extrarradio, en el CD Linares de Segunda B: ella como marioneta consorte y con Delfín dando menos la cara que el malo del inspector Gadget. Así las cosas, y tras no coger el mencionado tren de las liguillas, el alcalde de Linares daba una rueda de prensa para el 22 de julio notificar la muerte deportiva (y ya van unas cuantas) del C.D. Linares. Acusaba a la familia Cañas Fernández de extorsión. Juraba en arameo antes la imposibilidad de levantar el proceso concursal en el que se encontraba inmersa la entidad por su elevada deuda, cifrada en 1,5 millones de euros.

Antes del verano, el histórico club (por donde pasaron Juande o Manolo Preciado) trató de comprar un puesto en Tercera. Ni eso pudo, y ahora camina por los campos de tierra del Grupo 2 de la Primera Provincial de Jaén reabutizado como Asociación Deportiva Linares, que parece el nombre de un equipo de un bar social de jubilatas. Pese a caer en abismo tan indigno, el AD va de record, con unos guarismos cojonudos. Diez partidos ganados, dos empatados, ninguna tarjeta roja, 40 goles a favor ¡¡¡y sólo dos en contra!!!. Su máxima estrella es Fran Carles, que lleva 10 chicharritos. El chaval tiene 19 años y es de Linares. Metió el último gol del equipo en Segunda B, como un corte de mangas a tanto mangante que ha deshecho un equipo con un estadio, el Linarejos, con 10.000 espectadores y una ciudad que tiene 61.000 habitantes. ¿No merecería unos dirigentes en condiciones y un equipo, aceituneros altivos, vareando la Segunda? El último presidente, Franciso Romera Sánchez, se acaba de descabalgar del proyecto. Qué pasará que todos en el Linares balompédico salen escopeteados a lomos de Suzukis Santana. Anda, Raphael, organiza un concierto benéfico que tu ciudad te necesita. Escándalo, es un escándaloooooooooooo.

1 comentario:

  1. No solo resulto perjudicado el linares, porque a nosotros, los de San Fernando, los dos impresentables de caña y serrano nos dejaron hundidos como el que más, buenos trapicheos que se montaban ahí, serrano se fue con el dinero de 500 socios de los carnets de 2ºB, entre los que me incluyo porque no constaba de socia hasta la fundacion de nuestro nuevo club. Sólo pido que los dos canallas éstos paguen por lo que han hecho y que arrestren consigo a quienes permitieron ese trejemaneje.
    Por último, si alguna vez usted cañas, serrano o su mujer leen esto, tengan verguenza y dejen los negocios aquí en la isla por favor, dejemos las cosas como están, y no aparezcan por aquí ni en semana santa.

    ResponderEliminar